≡ Menu




¿Quieres saber quién es Aizen myo-o en la mitología budista? descúbrelo aquí

Aizen Myo-o, también llamado Rāgarāja, es un dios budista Mahayana, originario de la cultura vajrayana, que simboliza la evolución que tuvo la lujuria hacia un plano de amor espiritual, pero también es el dios de la sabiduría.

¿Quién es Aizen Myo-o?

El dios Aizen Myo-o dentro de la mitología budista, representa la evolución de la lujuria y el amor espiritual pleno. En los primeros tiempos Aizen Myō-ō aprece en registro como un dios hindú. Ya bajo el nombre de Rāgarāja es que su mito fue adecuado a la corriente del budismo Mahayana.

Se dice que su nombre en sánscrito fue traducido como Àirǎn Míngwáng, lo que significa el “Rey de la Sabiduría Teñido de Lujuria”, durante el tiempo de la dinastía Tang, en China. En  japonés, se escribió con los mismos kanjis que son los símbolos de la escritura de ese país, pero manteniendo su pronunciación como Aizen Myo’o. (Ver articulo: Heruka)

El dios Aizen Myo-o era venerado especialmente en las dinastías Shingon y Tendai del budismo japonés. Lo propio hacían también las escuelas de Tángmì y Mìzōng del budismo esotérico chino. El dios Aizen Myo-o pertenece al grupo de los vidyaraja, específicamente de los Myo-o y uno de los catalogados ocho Reyes de la Sabiduría.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El dios Aizen Myo-o en el budismo

El mito del dios Aizen Myo-o lo ascia a la existencia de cuatro mandalas, que son representaciones simbólicas espirituales y rituales utilizadas en las religiones del budismo y el hinduismo. Estas mandalas tienen distintas formas pero se le dieron una connotación específica para relacionarlas con este dios.

La  primera de las mandalas lo relaciona con treinta y siete servidores del deva, la segunda con diecisiete de ellos, y los otros dos son casos específicos, uno donde se asocia a cuarto patriarca de la secta Tendai, el último es un Shiki mandala, que simboliza a los dioses empleando las sílabas contentivas de su mantra, las cuales son pintadas en bonji.

El dios Aizen Myo-o, físicamente es presentado como un hombre con el tono de piel rojiza oscura, algo así como llamas de fuego, con una apariencia terrorífica en la cara y contentivo de un cabello largo. Estas características dentro del budismo simbolizan la pasión y la lujuria.

Las figuras del dios Aizen Myo-o se presentan normalmente con una cabeza de león sobre él, lo que para el contexto de la religión es un signo de exterminio. En la cara se le puede ver un tercer ojo, el cual está ubicado de manera vertical entre los otros dos ojos. (Ver articulo: Tripitaka)

La manera más tradicional en la que se representa es con seis brazos, en los cuales se le observa sosteniendo varios elementos como una campana, un vajra, una flor de loto, un arco, flechas, y hay una de las manos que está cerrada sobre algo oculto, un misterio sólo los estudiantes esotéricos avanzados conocen su significado. ​

El dios Aizen Myo-o personifica el estado en el que el deseo sexual es orientado hacia la iluminación, y en el que el amor apasionado es transformado en la máxima misericordia por todos los seres vivos.

Características del dios Aizen Myo-o

El dios Aizen Myo-o pertenece a las deidades del vidyaraja en el budismo, que proviene de la India. Es el símbolo del amor comprendido en un plano más sublime e omnipotente, un estado en el cual es capaz de transformar las bajas pasiones de los seres vivos en sentimientos de amor y compasión más excelsos.

Este atributo de convertir la lujuria en amor del dios Aizen Myo-o, se ha ganado la admiración hacia este dios por parte de los religiosos que buscan el camino hacia la Iluminación.

Este elemento se ha vuelto  fundamental, presentándose como un canal de purificación de los sentimientos y en consecuencia del propio espíritu, donde se produce el cambio de la energía sexual, a un sublime altruismo. El dios Aizen Myō-ō es conocido como el “Dios del Amor”.

Su imagen es representada con llamas sobre su cabeza, lo que denota la simbología de las pasiones, mientras que por corona tiene una cabeza de león que significa el exterminio, sumado a una expresión de rabia en su rostro.

Esta ultima característica es contraria a los conceptos con el que es asociado esta deidad que son el amor y la misericordia, pero esto se adapta a las personificaciones de las ocho deidades protectoras o “Myō-ō” del budismo, ya que esto son vistos con un semblante amenazador e incluso muchos de ellos portando armas, ya que son los encargados de dominar a los espíritus y demás entidades malignas.

Dejar Comentario