≡ Menu




La leyenda de Calafate, lo que no sabías sobre ella

Calefate es un personaje perteneciente a la mitología argentina en especial la de la Patagonia. Calefate era la hija del jefe de la tribu, tan hermosa que tenía unos impactantes ojos de color dorado, siempre muy obediente hasta que conoció a un joven de la tribu selknam que quería iniciarse en su tribu, desde ese entonces ambos se enamoraron hasta que sucedieron eventos que los separaron por un tiempo. Conoce más de esta leyenda en el artículo.

¿Quién es?

Es un personaje que pertenece a la mitología argentina y a la chilena puesto que está muy presenta en la Patagonia como en la Tierra de Fuego.

Calafate era una joven hermosa hija de un jefe de tribu, tenía unos ojos de color dorados muy atractivos hasta que fue transformada en una planta con espinas y unas flores tan bellas de color dorado justo como sus ojos, que con el tiempo esa planta se convirtió en un arbusto que tenía una fruta con el nombre de Calafate en honor a ella.

Calafate

Leyenda del Calafate para niños

Se trata de la hija del jefe de la tribu, su nombre era Calafate y ella era la hija más querida, era muy hermosa, sus ojos eran de un color dorado y muy obediente y responsable. Sin embargo, las cosas cambiaron cuando un día llegó un joven a la tribu que era de origen selknam (etnia de América que vivía en el norte y centro de la isla Grande de Tierra de Fuego entre Argentina y Chile, también conocidos por el nombre de Onas).

Él para poder pertenecer entre ellos tenía que realizar un rito de iniciación que consistía en el Hain, que se basaba en enseñarle a los jóvenes las verdades de la vida para poder transformarse en un hombre, para que después de un lapso de tiempo la comunidad los aceptaran en el círculo de los hombres. (Ver artículo: Enki)

Tambien Te Recomiendo Ver...

No pasó mucho tiempo cuando Calafate y el joven se enamoraron y decidieron que querían huir juntos ya que según las creencias de la tribu, los tehuelches no les gustaban y menospreciaban a la tribu selknam por lo que el padre de Calafate no quería que estos dos jóvenes se unieran de por vida.

Las tradiciones que se tenían del Hain explicaban que nadie se podía interponer con la iniciación de un joven por lo que al padre de Calafate no le quedó más opción y fue a buscar al chaman de la tribu. Cuando el jefe encontró al chaman y le comentó lo que estaba pasando con su hija y el joven selkman le respondió que no podía eliminar el amor que ambos jóvenes se profesaban pero lo que podía hacer era mantener sus caminos lo más separados posible para siempre.

El jefe de la tribu le dijo que sí, por lo que el chamán se acercó a Calafate y la convirtió en una planta con muchas espinas pero tan hermosa que tenía unas flores de colores dorados, muy parecidos a sus ojos, esa especie de flor nunca se había visto por esas tierras.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Por mucho tiempo el joven buscó a Calafate, nunca se rindió puesto que quería encontrar a su verdadero amor, justo por eso que según algunas versiones de la historia se cuenta que los espíritus se apiadaron de él y lo transformaron en una pequeña ave de rapiña para que pudiera alcanzar a recorrer mucha más distancia por todos los lugares de la Patagonia.

Y así pasaron los años, los inviernos y primaveras hasta que un día de verano se acercó en un arbusto donde había una planta muy curiosa para él puesto que nunca la había visto en su vida tanto como humano como en pájaro así que al acercarse y probarla le supo tan dulce que le pareció como si tuviera a Calafate en ese preciso momento por lo que se dio cuenta que después de tanto tiempo buscándola la encontró. (Ver artículo: Alpalpador)

Desde ese entonces, en la Patagonia se tiene la creencia que el hechizo que tiene Calafate todavía permanece en los frutos que ese arbusto tiene que se encuentra en el sur de la Patagonia y se dice que quien se los coma siempre volverá a comérselo de nuevo porque según la leyenda dice “El que como Calafate, siempre vuelve por más”.

Calafate era una mujer que desde que se enamoró luchó por su amor hasta que por una maldición la convirtió en una planta que por mucho tiempo su amado la buscó, tanto así que los espíritus se apiadaron de él y lo convirtieron en un pájaro para buscarla más rápido hasta que la consiguió y vivieron felices para siempre.

Ve este vídeo

Dejar Comentario