≡ Menu




Descubre todo sobre la Pelada de la Cañada

La Pelada de la Cañada es una leyenda urbana que se desarrolló durante la década de los 40, y forma parte de la mitología argentina, se representa a través de una mujer con la cabeza rapada que se aparece cerca de la localidad de Cañada. Existen muchos relatos referentes a esta figura, sin embargo en este artículo conocerás más de este personaje misterioso.pelada de la cañada

Origen e historia

Desde el año 1885, se viene rumoreando sobre la presencia de una mujer en La Cañada, cerca de la desembocadura del río, se dijo primero que era un fantasma que atemorizaba a los transeúntes y que posteriormente se convirtió en una leyenda de tipo urbano, con el tiempo se le denominó “La Pelada de la Cañada”, donde muchas personas relataban sobre apariciones en distintos lugares de la localidad.

Según algunos historiadores, La Pelada de la Cañada se aparecía en el calicanto de la Cañada, entre las calles Duarte Quirós, Montevideo y Boulevard San Juan. Lo que hoy en día es Pueblo Nuevo, de Güemes, la figura fantasmagórica era como de dos imágenes diferentes, donde la primera era una especie de bulto de una mujer de baja estatura y otra imagen con un manto que le cubría la cabeza.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El espíritu corresponde a una mujer anciana, que en sus tiempos mozos se había dedicado a la prostitución cerca de una zona llamada “El Abrojal”, donde además vivían proxenetas y delincuentes de la peor calaña. Sin embargo, otros afirman que en una noche de invierno, esa misma mujer fue interceptada por varios hombres, quienes entre todos la violaron en reiteradas oportunidades, hasta asesinarla, lanzando su cuerpo hacia el río La Cañada, desde esa oportunidad su alma en pena empezó a manifestarse hasta el último encauzamiento de la Cañada realizado en el año 1944. (Ver articulo: Leyenda del teke teke)

Características de la Pelada de la Cañada

Tiene la cualidad de aparecerse de repente, en medio de la oscuridad y tomando desprevenido a caminantes solitarios, los persigue y emite una especie de llanto que asustaba a cualquiera, luego se quitaba el manto, donde se podía observar un rostro calavereo, con la cabeza rapada; asimismo espantaba a los borrachos, que después de observarla, jamás se acercaban a la zona.

Existen otras versiones sobre el origen de esta figura, sin embargo, la descripción de su fisonomía es la misma, de cabeza rapada, con facciones de cadáver, y otras veces cadavéricos, se diferencian en que una emitía unos gritos escalofriantes y la otra no emitía ningún sonido, así como que una era muy bromista y otra robaba a los transeúntes.pelada de la cañada

Desde el momento en que se encauza el río de La Cañada con el objeto de evitar las inundaciones en la zona, esta entidad dejó de aparecer y más nunca se supo de ella, pero posteriormente comenzaron a aparecerse bromistas imitadores, que se dedicaban más a robar que aterrorizar a las personas.

Otra característica de las muchas encontradas de esta mujer, es que siempre se ocultaba detrás de un manto negro, para luego exhibir su calva cerca de los faroles de luz con el objeto de que las personas la observaran, tenía además una personalidad muy variable, donde unas veces no paraba de llorar y reclamando compasión y lamentándose, y en otras ocasiones asumía una actitud burlista y vengativa. (Ver articulo: Kuchisake-onna)

Otros relatos

Existe uno muy interesante donde un comerciante turco, se encontró con La Pelada de la Cañada, y fue tanto el estupor del comerciante, que cuando llegó a la comisaría para colocar la denuncia, no podía bajarse del caballo, a pesar de la petición del oficial, el turco respondió que no podía bajarse del caballo debido a que este se encontraba demasiado asustado y mediatizado por la presencia de la figura fantasmal.pelada de la cañada

Se dice que a las damas que se dirigen los domingos a misa, intenta robarles el rosario y el velo, sin embargo a los hombres les asusta gritándoles “Coman Chancho”. En algunos lugares sólo le dicen “La Pelada”, donde enmarca la figura urbana más representativa de la región de Córdova, donde incluso los vigilantes a caballo se negaban a pasar por la región con el objeto de evitar el encuentro.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Todas estas historias y cuentos han sido recopilados por diferentes historiadores, que han tratado de formar una imagen de La Pelada de la Cañada con características comunes, en consecuencia, cada relato es difícil de verificar, ya que nunca se ha podido comprobar su existencia, asimismo, aún hoy se siguen escuchando historias muy variopintas referentes a esta figura emblemática y representativa de la mitología argentina.

Dejar Comentario