≡ Menu




Aprende todo sobre Malakbel, cercano a Baal

Malakbel  es el dios del Sol, considerado como el mensajero del Dios Supremo; esta deidad nació en la ciudad de Palmira. Todo lo que necesitas saber de este imponente dios árabe lo podrás encontrar en este artículo.

Malakbel como dios

Malakbel es una deidad que se consideraba solar, perteneciente a la antigua religión de Palmira; el nombre de este dios significa “mensajero”, y es también visto como  un ángel de Dios. Muchas fueron las similitudes que tuvo este dios dentro de diferentes culturas, como por ejemplo, en la mitología griega es visto como Hermes, y los romanos lo veneraban bajo el nombre de Sol; en la antigua ciudad de Babilonia era conocido como el dios solar Sharmah. (Ver articulo: Yanapuma)

Tambien Te Recomiendo Ver...

malakbel

Palmira fue el primer pueblo que vio nacer a este dios y a sus divinos poderes, que se encargaron de controlar y cuidar la vida de los seres humanos y todos los ciudadanos de esta civilización. Este dios se veía acompañado de la deidad Aglibol, el cual era visto como el dios de la luna, la noche y los espíritus.

Estos dioses, junto con su hermano mayor quien era conocido como el dios de los vientos de la fertilidad, de la lluvia y del ganado, se encargaron de proteger al universo según lo expresan múltiples leyendas de la cultura palmira, ya que eran los que se encargaban de llevar los días y los rayos que calientan y dan vida a todos los seres vivos del mundo. (Ver articulo: Mapinguari)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Malakbel era adorado en un santuario que contenía un gran jardín, los cuales eran vistos como sagrados y respetados. Este estaba hecho de grandes piedras y con una especie de solar en donde se podía ver como los rayos del sol podían alcanzar ese lugar sagrado. Este dios es conocido como el esposo de la diosa al-Lat, una de las tres hijas del dios Alah, dios creador del universo según la cultura árabe.

El culto a este dios estaba formado con la adoración de él mismo y sus hermanos quien, dentro de la cultura palmira, eran vistos como la trinidad, Malakbel, en particular era considerado como el más resaltante, ya que era el único capaz de dar vida y calor a las personas; sus otros hermanos se encargaban de guiar las almas del mundo espiritual y proveer agua a las tierras.

Junto con sus hermanos se encargaron de llevar la paz al mundo y controlarlo mediante el uso de los dones de estos; llevaron durante muchos siglos a su pueblo en el camino del desarrollo espiritual y crecimiento e inculcación del estudio, todo con el objetivo de alcanzar la sabiduría de sus dios supremo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

A este dios se le precede el control y dominio de todas las estaciones anuales de la tierra, se encargaba de simbolizar los diferentes aspectos de la naturaleza.

Malakbel es visto cargando una armadura romana como símbolo de respeto entre ambas culturas, ya que en Roma, este dios era venerado de la misma forma que en la antigua Palmira, esta antigua civilización llevó muchos de los soldados romanos para que sirvieran a su propia civilización.

Templo de Malakbel

Este lugar de adoración era donde se veneraba y honraba a este dios, este santuario  se encontraba en la antigua ciudad de Palmira, ubicada en Siria. Durante muchos años el gran templo del Malakbel era visto como las puertas hacia el sol, su construcción terminó en el siglo II a.C. Este fue destruido años después por los musulmanes; seguido de esto, este templo, junto con otros, fueron reconstruidos bajo el mandato de un antiguo rey que consideraba que estas edificaciones tenían que seguir al servicio del público y del mundo, ya que conformaban la historia y patrimonio de esa antigua civilización. Esta actividad fue hecha en forma de respeto a esta antigua cultura. (Ver articulo: Guan yin)

Conservación del templo

Durante muchos años el templo de Malakbel se mantuvo en pie, fue hasta el año 1957 donde varios arqueólogos encontraron los restos de esta civilización. Estos arqueólogos, durante mucho tiempo, se encargaron del cuidado y mantenimiento de esta ruinas, ya que eran vistas como patrimonio cultural de la antigua Palmira. Estos, asociados con grandes empresas que se encargaban del subsidio, se encargaron de la protección del templo y la investigación de estas ruinas arqueológicas, las cuales sirvieron para entender la grandeza y belleza de esa antigua civilización y la gran adoración que tenían al dios Malakbel.

Estas ruinas antiguas aún mantienen la historia propia de su gente de la fe sobre sus dioses y la creencia de Malakbel como el dios que regía el sol y las estaciones en el mundo, visto también como el único mensajero de dios, ya que sus palabras fueron tomadas muchas veces como las palabras directas del dios supremo de la antigua Palmira.

Dejar Comentario