≡ Menu




¿Quieres saber qué es La Meca? Descúbrelo aquí

La ciudad de la Meca es uno de los lugares destinados a la oración para aquellos que creen en Alá y, aunque muchas personas peregrinan, las personas que no son creyentes de esta religión no pueden entrar debido a que está terminantemente prohibido la entrada a La Meca y en otros lugares como Medina, ya que para ellos es un lugar sagrado destinados a los que creen en esta religión y que alcanzan al año como unas 13 millones de personas incluso hasta más que viajan hasta aquí para poder peregrinar.

¿Que es La Meca?

De seguro que en algún punto de tu vida has escuchado mencionar a La Meca, ya sea por un libro, un amigo, un documental, un familiar o hasta incluso una serie pero la pregunta que muchos de los no creyentes de la religión musulmana nos hacemos es ¿qué es La Meca? y ¿por qué es tan importante para la religión musulmana?

Tambien Te Recomiendo Ver...

La Meca es el centro donde convergen todos los creyentes del Islam de todas partes del mundo que durante el mes de peregrinación de la religión musulmana viajan hasta La Meca para realizar la peregrinación mayor y la menor, además de ser uno de los lugares más turísticos en el mundo árabe y que acoge a millones de personas al año.

la meca

Por otra parte, es la ciudad de origen de Mahoma (para ser específicos en el año 570 más o menos) y donde vivió hasta que tuvo que escapar de los religiosos que no apoyaban sus creencias, aproximadamente en el año 622. Además, es uno de los cinco pilares de la religión musulmana que nos exhorta a ir aunque sea una vez en lu vida a La Meca y que es parte del proceso de limpieza del alma y es considerada el lugar más significativo de todo el Islam.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El lugar a donde van las personas a peregrinar es en la mezquita de Masjid al-Haram (es conocida también por ser la más grande que existe en el mundo) que posee un tamaño de 12 metros de ancho y 15 metros de alto y que en el medio contiene la Kaaba, el cual es un cubo o meteorito de color negro metalizado con bordes de oro, considerado un santuario monoteísta para todos los que van a peregrinar ahí, y que, conforme algunas leyendas, se tiene la creencia que fue construido por el profeta Adán y que tiempo después lo reedificaron Abraham y su hijo Ismael.

La Meca también tiene varios lugares religiosos como el pozo de Zamzam, el cual se cree que el agua tiene propiedades milagrosas siendo bendecido por Dios y que algunos aseguran que les ha quitado enfermedades o el hambre. Pero hay que tener en cuenta su importancia y resulta interesante saber que es un símbolo a su Dios único con los musulmanes, a pesar de que no todos los creyentes de esta religión rezan cinco veces al día en dirección hacia donde se encuentra la mezquita, como es requerido en las escrituras sagradas.

Historia

Antes que todo, previo a la llegada de Mahoma se dice que Adán fue quien edificó por primera vez La Meca, como se le fue solicitado por Alá; con el tiempo, La Meca empezó a decaer hasta la época de Abraham e Ismael que, según la creencia musulmana, cuenta que Abraham tenía una esposa llamada Sarai y que no podía tener hijos, ya que era estéril, por lo que le brinda a una de sus esclavas a Abraham, su nombre era Agar; ésta termina teniendo un hijo y Sarai, envidiosa de la esclava, la trata muy mal, lo que conlleva a que Agar huya al desierto con su hijo, el cual llamaron Ismael.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Después de pasar algunos días, cuando ellos están a punto de morir de sed, se les manifiesta el ángel Gabriel, el cual le dice a Agar que golpee el suelo, ésta al hacerlo empieza a brotar agua de éste, produciendo un pozo, el cual se le conoce como el pozo de Zamzam (este pozo es importante porque marca el final de la Meca). Después de algunas visitas que tuvieron Abraham y su hijo Ismael, Alá le encargó a Abraham construir la Kaaba, por lo que se dispone a hacerlo, para que toda las personas que tengan fe en Alá peregrinen a ese lugar.

Con el pasar de los años, se fue olvidando que La Meca era un lugar dedicado al monoteísmo, es decir, para todos aquellos que creían en Alá, pasando a convertirse La Meca en un lugar de culto para los distintos dioses que traían las diferentes tribus que habitaron esa zona. Esto sucedió hasta que llegó Mahoma, quien empezó a mencionarle a todos los habitantes de los pueblos que fue Allah quien creó este lugar. Debido a las diferentes tribus que habitaban toda la península arábiga siempre había conflictos y guerras, por lo que una vez al año establecían una especie de paz para tratar asuntos asociados a deudas y aumentar el comercio, e iban a La Meca para peregrinar, lugar donde también establecían comercios, ocasionando que en toda la península se conociera la ciudad, convirtiéndolo en uno de los lugares más famosos del mundo árabe.

la Meca

Ya para el siglo V tomaron el control la tribu Quraysh (en español su traducción sería tiburón o tiburoncito, del cual su líder sería el abuelo del fundador de la tribu donde nació Mahoma y curiosamente esta tribu fue uno de los primeros enemigos de los musulmanes), transformándose en excelentes comerciantes y mercaderes, es así que ya en el siglo VI emprendieron el comercio de especias, debido a los conflictos que se establecieron en otras partes e hicieron que la ruta terrestre se convirtiera en una zona más segura, en vez de utilizar las arriesgadas y peligrosas zonas marítimas.

Mahoma, quien nació el 26 de abril de 570 d.C. y murió el 8 de junio de 632 d.C. era uno de los integrantes de la facción de la Hachemita (era parte de la tribu que gobernaba Quraysh), él empezó a tener visiones y revelaciones, iniciando una lucha contra los paganos que habitaban la ciudad, por lo que decidió emigrar en el año 622 con algunos de sus discípulos a la ciudad de Medina y, en conjunto de más seguidores, empezaron a tratar de conquistar La Meca, en especial atacando el comercio que se desarrollaba ahí, enfrentándose en varias batallas como la batalla de Badr (logrando un importante crédito ante otras tribus como las beduinas), la batalla de la Trinchera y la batalla de Uhud.

En el 628 d.C. los discípulos de Mahoma y él, empezaron a ser más pacíficos enseñándole a las tribus que se podían convertir al Islam y peregrinar, también los instruían en el uso de los rituales tradicionales, creando así ese mismo año un tratado de paz llamado el Tratado de Hudaybiyyah, las partes que conformaban este tratado eran la tribu Quraysh y el pueblo de Medina, que estipulaba que no habría lucha por diez años, permitiéndole a los seguidores de Mahoma ir a la Meca y peregrinar.

Pero al pasar dos de los diez años estipulados en el tratado, la tregua se rompió, no obstante, en vez de luchar, los habitantes decidieron entregarle a Mahoma la ciudad de La Meca, por lo que éste decidió entregarles un indulto al pueblo y entregarles a la tribu Quraysh obsequios. Por lo que empezó a quitar todas las imágenes de los dioses paganos que habitaron antes la Kaaba, transformándolo en la ciudad más sagrada de la religión islámica, además de convertirse en el centro de peregrinación de la religión.

Después, se trasladó de nuevo a Medina, colocando a Attab Bin Usaid en el gobierno de la ciudad, los arábigos tiempo después decidieron convertirse al islamismo, y Mahoma logró algo que muchos consideraban imposible, esto era la unión de todas las tribus arábigas del momento, convirtiéndolas en una sola comunidad, es decir, que a pesar de ser de diferentes nacionalidades, sexo, condición social u origen si profesas la religión musulmana podías ir a peregrinar a la ciudad.

En conjunto de todos los conocimientos que Mahoma empezó a difundir, la creencias del islamismo fue agregando algunos elementos o ideas de las religiones judías, cristianas, hasta incluso elementos de la Arabia que existía antes de que el Islam se expandiera por toda ésta.

Aunque Mahoma falleció en el año 632, difundió a todos los árabes sus creencias por lo que desde este punto empezó a expandirse de manera más rápida de lo que ellos pensaban, se extendieron a lo largo de Asia y África del Norte creciendo y creciendo cada vez más, haciendo que muchas más personas fueran a acercarse a La Meca.

Mahoma

Cabe destacar que en un principio, los musulmanes en vez de mirar hacia la Kaaba ellos realizaban sus oraciones diarias mirando hacia Jerusalén, sin embargo, todo cambió debido a las hostilidades por parte de los judíos que vivían en Medina, por lo que Mahoma afirmó que había bajado una aleya del Corán declarando que ya no se debería mirar hacia Jerusalén sino que en sus oraciones diarias se debía mirar hacia la Kaaba.

Es curioso, pero La Meca nunca se ha convertido en la capital del califato, que son los jefes tanto religioso como político del Islam, y que por algunas ramas de la religión tiene algunas discrepancias por su método predilecto de elección del siguiente jefe, ya que por ejemplo los chiita consideran que el jefe debe provenir de la línea de sangre de Mahoma y los suní consideran que la elección del califa debe provenir de los musulmanes.

La primera ciudad considerada como la capital fue donde Mahoma emigró, es decir, a Medina. Ali Ibn Abi Talib, familia de Mahoma por parte de su hija Fátima que era su esposo, movió el califato de Medina a Kufa (queda ubicado en Iraq). Hubo un cambio en la ciudad en el año 683 d. C. por el califa Yazid I. Después, los Omeya lograron tomar el poder, por lo que terminaron moviendo la capital a Damascos (queda en Siria) para luego pasar por el Califato Abbasí moviéndola a Bagdad (localizado en Iraq) en el cual continuó durante unos 500 años.

Bagdad llegó a convertirse en un lugar dedicado al comercio y a la investigación, pero a pesar de esto, la capital no pasó al margen de los conflictos que tenían las diferentes ramas musulmanas, ya que para el año 930 asaltaron e invadieron la ciudad los cármatas (movimiento político y religioso considerado como un clan guerrero, aunque no hay mucho conocimiento sobre los cármatas) apropiándose del meteorito que está en la Kaaba, que no devolvieron sino mucho tiempo después.

Ya por el siglo XVIII, específicamente en el año 1258, la capital fue invadida y asaltada por los mongoles, convirtiéndose en uno de los eventos más ruines en la historia musulmana, además de que también conquistan a Siria por lo que El Cairo se llega a convertir en el centro del poder islámico, pero cuando los mongoles volvieron, la trasladaron de nuevo a Estambul (conocido en el pasado como Constantinopla o Bizancio).

Hablando de la ciudad de La Meca, hubo un tiempo en que era gobernado por los descendientes de Mahoma, es decir, por los hachemitas dirigidos por su nieto Hasan Ibn Ali, todos aquellos que gobernaron La Meca y Medina se les llaman los Jerifes de La Meca, y un Jerife es un protector (nombrados por el califa o algún otro regente musulmán) de las dos ciudades santas de la religión islámica para todos aquellos que vayan a peregrinar.

Es interesante mencionar que aquellas personas que no disponían del dinero suficiente para poder viajar a La Meca a peregrinar transportaban sus bienes con ellos y los vendían ahí y al finalizar la peregrinación se llevaban con ellos otras mercancías que adquirían para seguir vendiendo en su hogar.

Localización de la Meca

La Meca queda ubicada en Arabia Saudita (aunque en el pasado era nombrado como Makoraba por Tolomeo en el siglo II), siendo la capital de la Provincia Occidental; también es conocida por ser la ciudad principal de la región del Hiyaz, que queda ubicado al oeste de la Península Arábiga (en la convergencia de dos continentes el africano y el asiático) y el Mar Rojo (que queda a unos 80 kilómetros de la Meca) y el golfo de Adén.

También se puede mencionar que la ciudad queda ubicada alrededor de unas colinas que pueden llegar a medir entre unos 60 metros de altura hasta los 150 metros de altura, además de que existe una colina llamada Jabal Khandama cerca de los que sería la Meca.

La ciudad gira entorno a La Meca, ya que esta estructura está construida de tal manera que sus 24 puertas rodeen a la ciudad y a unos 470 kilómetros al norte nos encontramos con la segunda ciudad santa del Islam, donde reposan los restos de Mahoma, es decir, en la ciudad de Medina. (Ver artículo: Dilmun)

La meca

La Meca posee más de 1.675.368 habitantes y cuenta con una superficie de aproximadamente 760 km, posee un clima muy caluroso y con un ambiente árido, llegando incluso en verano a una temperatura de 40ºC (en las mañanas) y llega en la noche a unos 30ºC, debido al lugar donde está ubicado, es decir, en la península arábica; en los inviernos se considera una temperatura más cálida, puesto que llega en las noches a 18ºC y por las mañanas a unos 30ºC; en ocasiones es peligroso durante los meses de enero y noviembre, al ser estos de lluvia, porque es propensa a experimentar inundaciones, sin embargo, la ciudad ha construido represas para luchar contra este problema.

Uno de los mayores ingresos que tiene la ciudad es gracias a la constante cantidad de peregrinos que viajan a ésta y que aumenta por los servicios que estos utilizan. Si quieres ubicar exactamente a la Meca en un mapa sus coordenadas son las siguientes 21º25’2” Norte y 39º49’34” Este.

Los lugares santos de La Meca

Existen tres lugares conocidos en la religión musulmana, los cuales son los más santos, que para un creyente de esta religión tienen que visitar y que uno de los cinco pilares del Islam establecen que tienes que ir por lo menos una vez en la vida.

Másyid al-Haram

Se le puede traducir como la mezquita sagrada, es la más significativa de toda la ciudad de La Meca y es considerada el primer lugar sagrado del Islam, en su interior se localiza la Kaaba, la cual tiene una piedra negra  y la consideran una piedra del Paraíso.

La mezquita ha sido modificada con el paso del tiempo, debido a los distintos califas que la consideran muy significativa. La forma que ésta posee se debe en parte al imperio otomano, se cree que este lugar fue edificado por los ángeles antes de que la humanidad fuera creada a petición de Alá, en cual aseguran que encima de éste se encuentra el Cielo; tiempo después ser construida, pasó a ser modificada por Adán, el primer hombre creado por Allah, y así sucesivamente llegamos a la reconstrucción por parte de Abraham e Ismael (padre e hijo).

Kaaba

La Kaaba, como se menciona anteriormente, está conformada por un aerolito revestido por la kiswa, la cual es una tela de seda decorada con escritos de la Shahada o mejor conocida por la profesión de fe islámica (es la proclamación de la existencia de un único dios por las enseñanzas de Mahoma y de esta salen los cinco pilares del Islam), bordados con hilo de oro.

La Kaaba (llamada en árabe al-Hayar-ul-Aswad) mide aproximadamente unos 30 cm de diámetro y a unos 1,5 m por encima del suelo. Según la creencia musulmana es un aerolito (un extracto de meteorito) que le fue entregado a Abraham por el arcángel Gabriel.

La Kaaba se ha ampliado varias veces, por ejemplo, el califa Al-Walid ben Abd el-Málek amplió el terreno la superficie de la mezquita y la mejoró agregándole unos arcos de mármol blanco adornado con varios mosaicos, después el califa Abu Yáfar al-Mansur agregar más espacio en la superficie y edificó pasillos circulares, entonces el califa Al-Mahdí agrandó incluso más la superficie, llegando a ser de unos 120.000 codos cuadrados, los demás califas que les descendieron lo que realizaron fueron reparaciones y algunas restauraciones.

Llegando al año 1960 se hizo otra ampliación, esta fue la más grande ya que anteriormente la superficie de La Kaaba llegaba a unos 30.000 metros cuadrados pero con ésta la mezquita ampliada alcanzó aproximadamente a unos 200.000 metros cuadrados, donde logró recibir a más de 400.000 creyentes y tiempo después el rey Fahd Ben Abdeaziz Al Saúd llegó a ampliar de nuevo la mezquita llegando a tener unos 320.000 metros cuadrados en el cual más personas podrían ir.

Para el caso de la Kiswa los historiadores afirman que la persona que por primera vez cubrió la Kaaba fue Adna Ibn Ad (uno de los descendientes de Mahoma) y otros aseguran que fue Ismael Ibn Ibrahim, pero al quien más se le considera que fue quien cubrió la Kiswa fue el rey de Himyar en Yémen, convirtiéndose tiempo después en una tradición.

Todos los años sustituyen la Kiswa y algunas veces suben parte del Kiswa y le dan la vuelta (que posee un color blanco) para que los fieles no la corten y se las lleven en pequeños pedazos o que la ensucien.

Cabe destacar que cuando Mahoma se encontraba en La Meca nunca habían utilizado la Kiswa para taparla sino que sólo la llegaron a tapar porque una mujer que estaba fumigando accidentalmente lo quemó. La Kiswa era fabricada en Egipto como un obsequio de los sultanes a La Meca. Sin embargo, ya en el año 1930, Arabia Saudita construyó una fábrica precisamente para la Kiswa, y ya en la actualidad la seda se sigue importando pero es cocida en la fábrica (que terminó su construcción en el año de 1975).

Antes, la Piedra Negra era de un color blanco puro pero por los pecados de los descendientes de Adán se convirtió de color negro, y fue colocada en el medio de la Kaaba por Abraham e Ismael cuando terminaron de edificarla, hay partes de este aerolito que están unidas por un marco de piedra por un incendio que sucedió en el año 683.

Según investigaciones de los científicos se ha llegado a deducir que la Piedra Negra podría ser un ágata o de basalto o incluso un aerolito que es la versión más extendida, creída y aceptada por los científicos que la han estudiado, aunque otros descartan esta idea y aseguran que puede provenir de origen extraterrestre.

Los musulmanes tienen que orar cinco veces al día y la dirección donde oran se le conoce como alquibla, que simboliza uno de los muros en la mezquita. Uno de los rituales que se realiza en la Kaaba es que los peregrinos deben de caminar por el lado izquierdo dándole la vuelta 7 veces además de intentar tocar las esquinas de la Piedra Negra.

Pozo de Zamzam

Como anteriormente se mencionó, el pozo de Zamzam se cree que está bendecido por Dios (ya que la Meca se encuentra pocos lugares que tienen agua) y que fue entregado por el arcángel Gabriel a Agar, la madre de Ismael, para que ella salvara a su hijo quitándole la sed que éste tenía y salvándolos a los dos.

Muchos creyentes de la religión musulmana consideran que el agua tiene propiedades milagrosas que llegan a curar enfermedades y a calmar el ansia de comida, algunos historiadores aseguran que el pozo era antes adorado en la época antes de que surgiera el islamismo.

Cuando los musulmanes realizan la peregrinación beben del pozo, llenan su potes de agua en el pozo para cuando vayan a la peregrinación se la beben o inclusive otros remojan el sudario en las aguas para que éste esté bendecido y preparado para cuando mueran. Además, el agua del pozo de Zamzam la transportan a Masjid al-Haram (ubicado en la Meca) y en la Masid al-Nabawi (localizado en Medina).

Monte Arafat

Es una colina ubicada al este de La Meca, también se le puede llamar la Montaña de la misericordia, en árabe, Yaba ar-Rahman, comprende una altura de unos 70 metros y a los alrededores de la colina se le conocen como la llanura de Arafat, este es un lugar muy importante para la religión musulmana debido a que fue donde Mahoma exclamó un sermón para todos aquellos que le fueron fieles seguidores a lo largo del final de su vida, es decir, que aquí fue donde dijo sus últimas palabras a sus más fieles seguidores, incluso se cree que aquí fue donde Adán y Eva subieron y hablaron con Dios y fueron perdonados; en la actualidad los peregrinos pasan una noche de vigilia en la llanura.

Mina

La Mina está ubicada a unos 5 km al este de la Meca, está en una intersección que une al Monte Arafat con el centro de La Meca, y desempeña un papel en la peregrinación de todos los años y en los valles de la Mina se encuentra lo que sería el Puente Jamarat, el cual tiene en un muro de unos 26 metros donde se encuentra un gran diablo, donde a uno de los rituales se le llama la Lapidación del Diablo y es que los peregrinos tiran piedras hacia el muro.