≡ Menu




¿Quieres saber quién es Mbombo? Apréndelo aquí

Mbombo, quien también es conocido como bumba, es el máximo dios creador en la religión del pueblo de Kuba, similar a Olorum en la religión Yoruba, en la región central de África, específicamente lo que hoy es conocido como República Democrática del Congo. La historia que rodea a esta deidad africana es muy interesante, puesto que envuelve en ella el concepto de la evolución, cuestión que es criticada en otras religiones del mundo.

Mbombo

¿Quién es?

Antes de ahondar un poco más en lo que esta deidad logró, es necesario saber de quién se habla, como se ha adelantado, Mbombo está rodeado de una leyenda interesante y llamativa. Normalmente es descrito como un gigante de color blanco y que creó el universo a partir del vómito, sí, como han podido leer, del vómito, incluso algunos llegan a llamarlo como el dios del vómito y en breve explicaremos por qué es conocido de esta manera.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Comienzo de la creación

Tal y como se desprende de las líneas anteriores, el comienzo de la creación para la religión del pueblo de Kuba, probablemente sea única y ajena al proceso pausado y meditado que explican religiones como el catolicismo. En esta, el proceso pareció haber sido producto de una especie de indigestión.

El Sol, la Luna y las estrellas

La leyenda cuenta que en el principio de los tiempos, Mbombo estaba solo en la Tierra, divagando en las oscuras aguas que la cubría. La extrema soledad en la cual vivía lo mantuvieron constantemente enfermo por millones de años. Con el paso de los años, el estómago de Mbombo fue creciendo considerablemente, hasta que un día sufrió un intenso dolor de estómago, producto del cual comenzó a vomitar.

Mientras lo hacía, fue expulsando al Sol, luego vino la Luna y finalmente, las estrellas. La salida del Sol, hizo nacer el día y junto a éste, también llegó el calor que hizo que las aguas fueran evaporándose, ocasionando la formación de las nubes, y la aparición de zonas de tierra libre de aguas.

Los Animales

Luego de haber vomitado al Sol, la Luna y las estrellas, hizo lo propio con algunos animales, en consecuencia Mbombo expulsó a nueve criaturas. Así, vomitó al leopardo, llamado Koy Bumba; el águila Ponga Bumba; una especie de pantera negra, Tsetse Bumba; una garza de color blanco Nyanyi Bumba; el cocodrilo Ganda Bumba; el pez Yo Bumba; la tortuga Kono Bumba; un escarabajo; y una cabra conocida como Budi.

Una vez terminó, agotado, se quedó contemplado como las criaturas que había expulsado comenzaban a poblar la tierra. Así, el cocodrilo se encargó de crear a todas las serpientes y a la iguana que comenzaron a dispersarse por toda la tierra; la Garza, hizo lo propio con todas las aves, exceptuando la conocida como milano; la cabra Budi creó a los animales con cornamenta; el escarabajo los insectos; el pez a todos los animales acuáticos.

De todos los animales, el más problemático fue Tsetse Bumba, el leopardo negro, quien es asociado con el manejo del fuego y los rayos. Rehusándose a cumplir los designios de Mbombo, Tsetse Bumba fue expulsado de la faz de la tierra y se refugió en el cielo. Producto de ello, los humanos que ya poblaban la tierra, se quedaron sin fuego, hasta que Mbombo decidió enseñarle a los humanos a utilizar los árboles para generarlo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

 Hijos y otros seres humanos

No hay acuerdo en cuanto al número de hijos que tuvo Mbombo, sin embargo, fueron al menos 3, Nyonye-Ngana, Chonganda y Chedi-Bumba, quienes llegaron al mundo de la misma forma en la que lo hicieron el Sol, la Luna, las estrellas y los 9 animales que fueron descritos algunas lineas atrás.

Sus hijos, decidieron completar la labor que había hecho su padre, y cada uno de ellos trajo algo nuevo al mundo. Nyonye-Ngana, el hijo mayor de Mbombo, trajo a las hormigas lo cual le causó la muerte, debido a todo el esfuerzo empleado por él en la creación. Ante este hecho, las hormigas decidieron honrarlo y buscaron en lo profundo de la tierra un lugar adecuado para poder enterrar sus restos y allí se quedaron.

El segundo hijo de Mbombo, Chonganda, utilizó todos sus poderes creadores y logró crear una planta. Cansado por el esfuerzo que requirió su creación, Chonganda se sentó junto a su padre a mirar como la pequeña planta comenzaba a reproducirse en varias formas y especis. De esa forma fueron apareciendo las flores, las semillas y los árboles.

Por último, el hijo más joven, Chedi-Bumba, juntó sus poderes y logró crear una sola ave, el milano, parecida al águila, y aunque su creación pudiera ser insignificante en comparación a la de sus hermanos y la de su propio padre, al parecer todos quedaron contentos y satisfechos con el aporte.

Ahora bien, como se dijo anteriormente, existen muchas versiones sobre la historia de esta deidad africana, sin embargo, muchas de ellas parecen indicar que sus hijos, no fueron las únicas creaciones humanas que logró traer Mbombo. De esta forma, en una de los tantos episodios de vómitos que tuvo, comenzó a traer al mundo a los primeros humanos, quienes empezaron a poblarlo.

Mbombo sube a los cielos

Luego de haber establecido el orden en todas sus creaciones, y viendo que los animales, plantas y humanos iban evolucionando hasta convertirse en los hombres que somos hoy en día, Mbombo consideró que su trabajo había terminado, retirándose al cielo para vigilar sus creaciones desde las alturas.

Algunas versiones cuentan que Mbombo, nombró a Loco Yima, una persona cuyo físico se asemejaba al de aquel, como dios en la tierra; y a Nchienge como mujer de las aguas. Cierto tiempo después, Wotoo, hijo de ésta, se convertiría en el primer rey de los Kuba. (Ver artículo: Susanoo).

Dejar Comentario